La abogada, licenciada en Derecho Canónico, asumió este servicio el martes 5 de octubre de 2021.

Durante los primeros días de octubre ha asumido como nueva Secretaria General Adjunta de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), la Sra. Valeria López Mancini, quien anteriormente se desempeñaba –desde el año 2003– como Patrono estable del Tribunal Interdiocesano de Santiago y ante el Tribunal Nacional Eclesiástico de Apelación. Sucede en dicha función al diácono Jaime Coiro Castro, quien ejerció dicho servicio hasta julio del presente año.

El Secretario General Adjunto de la Conferencia Episcopal asiste al Secretario General –actualmente el obispo Sergio Pérez de Arce– en la gestión de los asuntos propios de la institución, especialmente en el servicio a los obispos y organización de sus procesos, instancias y eventos; y en las relaciones con la Iglesia universal, los poderes del Estado, instituciones y organizaciones de la sociedad civil. Al mismo tiempo, acompaña el servicio pastoral de las distintas áreas, comisiones y organismos del Episcopado en la implementación de las Orientaciones Pastorales Nacionales, con la colaboración del secretario adjunto pastoral, P. Renzo Ramelli.

López Mancini es nacida en Argentina, con más de 20 años en Chile. Es abogada por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (1991). Licenciada en Derecho Canónico, de la Facultad de Derecho Canónico Santo Toribio de Mogrovejo, de la Universidad Católica Argentina (1999). Es candidata a Doctoranda por esta última Universidad.

Profesionalmente también ha ejercido como abogado para causas penales de la Arquidiócesis de Santiago, y Juez asesor para causas matrimoniales del Vicario Judicial en el Tribunal Eclesiástico de la Diócesis de Rancagua. Además, es académica del Departamento de Derecho Canónico, de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile, tarea que seguirá ejerciendo.

“Un servicio a la Iglesia de Chile”
Respecto de su llegada, Valeria López señaló estar “emocionada y muy motivada. Yo creo que sí tengo que describir con una palabra mis sentimientos al día de hoy, es una motivación enorme por el desafío, qué implica para mí en lo personal y lo vocacional estar en la Conferencia Episcopal desempeñando este servicio, porque en concreto lo vivo como un servicio. El desafío es para mi muy grande. A nivel de motivación, estamos en un período de la Iglesia –nacional, latinoamericana y a nivel mundial– muy importante. Una oportunidad muy grande para hacer cosas realmente nuevas, creativas dentro de la Iglesia. Para repensar, para reflexionar. Así que creo que es realmente una bendición haber llegado aquí en este momento”.

Sobre la posibilidad de poder estar al servicio de las diócesis, de las Iglesias locales desde la CECh, Valeria López expresa: “Mas allá de mi trabajo en el Tribunal Interdiocesano de Santiago, el formar parte de la Asociación Chilena de Derecho Canónico –que congrega a canonistas, académicos, miembros y colaboradores de los Tribunales eclesiásticos de Chile– ha sido siempre un servicio a todas las diócesis”, agregando “entonces brindar un servicio a la Iglesia de Chile, a través de la Conferencia Episcopal y a todas sus diócesis, viene a completar un camino que, desde la Asociación, venía de algún modo desarrollando durante todo este tiempo”.

Ante el desafío de asumir este rol en un momento en el que se llama a la Iglesia a vivir la sinodalidad, a caminar juntos como Pueblo de Dios, reconociendo que en Chile se ha dado este proceso desde el 2018 en medio del drama de los abusos, Valeria López explica: “Eso tiene que ver fundamentalmente, con todo lo que ha sido el pontificado de Francisco. Esta mirada de una Iglesia sinodal, con procesos que vienen desde la base. Por eso yo apuntaba que era un momento muy especial, por supuesto nuestra realidad particular de Iglesia de Chile, con el drama de los abusos sexuales, es algo que no puede quedar fuera de este contexto, y nosotros nos subimos un poco a este momento histórico en la Iglesia latinoamericana y universal, con nuestra propia historia porque si no, no lo podríamos hacer. Parte de nuestro proceso de reflexión –que empezó hace muchos años cuando todo esto llegó a un momento muy clave y sumamente doloroso– todo eso es experiencia que podemos aportar, en este discernir cómo somos nosotros como Iglesia. Así que lo valioso y lo grande que tiene este movimiento histórico, no puede desconocer los dolores, porque son parte de nuestra historia como Iglesia de Chile”.

“Un signo positivo en el actual contexto eclesial”
El Secretario General, Sergio Pérez de Arce, manifestó sobre este nombramiento: “Estoy muy contento y agradecido de contar con una Secretaria General Adjunta, porque es indispensable para la tarea que se me ha encargado. Hay mucha tarea de gestión, de establecer contactos y vínculos, de implementación de las decisiones que se van tomando, que para mí solo es imposible abarcar, dadas mis responsabilidades como obispo de Chillán. El apoyo permanente y profesional de Valeria es un gran alivio y complemento. Además, Valeria se suma a un equipo más amplio de laicos que dirigen los diversos servicios de la Conferencia, que también se favorecerán con su aporte. Su presencia como mujer en tareas de responsabilidad de la CECh es, además, un signo positivo en el actual contexto eclesial”.

Como antecedente previo se puede señalar que la Srta. Victoria Tapia Marambio ejerció un rol de similares características, como Secretaria Ejecutiva del Episcopado, entre 1969 y 2002.

Fuente: Comunicaciones CECh / Iglesia.cl
CECh, 07-10-2021

Categories:

Comments are closed

El Video del Papa
[ThePopeVideo-ES]