Que el tiempo en casa no nos desgaste, nos renueve… Mantener la fe en tiempos de pandemia

admin/ mayo 6, 2020/ 2020, Historia Diocesana, Infancia Misionera, MIsiones, Religiosas, Vocación

Como casi todas las personas, yo también estoy en cuarentena por esta pandemia que nos ha visitado sin aviso, sin invitación y que ha tocado a todo el mundo.

Es bueno no dejar pasar esta ocasión que espero sea una oportunidad para volver sobre nosotros mismos, revisar nuestras relaciones familiares, con los amigos, los compañeros de trabajo, con los miembros de nuestras comunidades y grupos, el medio ambiente, en la sociedad.

Como muchos, o casi todos, también he tenido que re-hacerme, ocupar este tiempo de una manera distinta haciendo cosas que no hacía porque “no tenía tiempo”, compartir más con mis hermanas de comunidad, acrecentar los momentos de oración, vivir con más serenidad, leer, reflexionar, tejer, aprender cosas nuevas, acercarme a las personas por los medios de comunicación actuales, y todo con tiempo porque está aquí a la mano.

Le pido al Señor que su Espíritu nos mueva al bien, al servicio, a amar y valorar más la vida, nuestra actitud frente a ella, y que este “tiempo en casa” no nos desgaste sicológicamente, sino que podamos vivir con paz, con esperanza, dialogando, que la alegría y el buen humor aliente nuestra vida y la de los demás.

Esta realidad que estamos viviendo nos ayude a crecer como personas, como sociedad, como Iglesia, tenemos un nuevo escenario, que cada uno estemos atentos para dar lo mejor y podamos responder con generosidad a las necesidades que irán surgiendo, dar el paso con la confianza puesta en el Autor de la vida.

Somos discípulos de Jesucristo, es un tiempo-regalo para escuchar al Maestro, somos misioneros, Él nos regala la creatividad para anunciarlo a nuestros hermanos en este hoy que vivimos, usando a favor todas las tecnologías que aprendamos a usar. 

Rezo por todos. Un gran abrazo, a la distancia.            Hna. Pilar Tapia Agurto. Religiosa

Ntra. Sra, de la Consolación, Parral

Compartir esta entrada