admin/ octubre 13, 2019/ 2019

En la ciudad de Linares, entre la Plaza, la Iglesia Catedral y el Liceo María Auxiliadora, nuevamente se invadió de color y alegría juvenil, pues más de 300 jóvenes respondieron a la Invitación a participar en el 23º Encuentro Juvenil Diocesano este año, convocados con el lema “Cristo vive y te quiere vivo”.

Don José Darío Ávila, Secretario Ejecutivo de Pastoral Juvenil, comenta sobre esta tradición juvenil en la diócesis “Es una invitación a jóvenes que valoren y quieran vivir este encuentro de principio a fin, se privilegia el proceso y no el número, los jóvenes una vez más, estaban dispuestos a vivir una experiencia de celebración, encuentro y misión, especialmente en este mes convocado extraordinariamente para la Misión. Este año se profundizó en: “Iglesia Pueblo de Dios, Experiencia Comunitaria, Experiencia Misionera, Eclesial y Christus Vivit”.

Los objetivos fundamentales de este tradicional encuentro juvenil, siguen siendo los mismos, eso si cada año se hace hincapié en reforzar algunos aspectos, esto en respuesta a lo que la Iglesia también va delineando. Este año los objetivos específicos fueron:

a. Fortalecer el Sentido de pertenencia a la Iglesia Pueblo de Dios.

b. Renovar la nuestra vocación de Discípulos Misioneros de Jesucristo.

c. Generar un encuentro entre los jóvenes de las Catequesis de Confirmación, Grupos Juveniles y de Movimientos de toda la Diócesis en la ciudad de Linares.

d. Profundizar en el conocimiento de la Christus Vivit en particular el capítulo 4.

Grandes momentos compartidos

Luego de cada Encuentro los ecos son diversos, pero este año, conversando con los jóvenes asistentes, destacaban:

La hermosa Eucaristía y disposición de la Iglesia Catedral para recibirles con su alegría, jolgorio y colorido, donde pudieron recibir el testimonio de algunos consagrados que han vivido la Misión de evangelizar en otras latitudes.

El testimonio juvenil, a cargo de Pablo Cifuentes, cantautor católico quien con sus relatos, canto y carisma cautivó la atención de los jóvenes, logrando una profunda conexión entre los asistentes y Cristo Vivo.

El acompañamiento de los asesores y coordinadores, también del equipo sacerdotal encabezado por Mons. Tomislav Koljatic y los presbíteros, P. Raúl Moris, P. Carlos Terán, P. Eduardo Tapia, P. Albertus Feri, P. Esteban Merino

La cuidada Feria Metodológica, con sus cuatro estaciones en la que pudieron profundizar la Christus Vivit.

El Rico, sabroso y  abundante almuerzo comunitario.

Por la tarde, los asistentes se dividieron en grupos y comenzó la misión por el centro de la ciudad de Linares, destacando el grupo que visitó el Hospital Base junto al P. Antonio Tapia, llevando una esperanza y consuelo a los enfermos y a sus familiares que esperaban su hora de visita, así como también los grupos que invitaron a los vecinos al último momento de Adoración al Santísimo en el costado poniente de la Plaza de Linares, donde un altar de campaña enmarcaba el entorno.

La magistral animación del Show, a cargo del Grupo músical MySión y el joven penquista Pablo Cifuentes, quienes cautivaron la atención de los jóvenes y los transeúntes que poco a poco se sumaron a esta oración y el show de clausura. 

Ver todas las fotografías

Compartir esta entrada