admin/ marzo 2, 2017/ 2017, Pastoral Social/ 0 comentarios

Iluminados con el lema “Tu Aporte y mi Experiencia, Valen”, la Iglesia invita a todos los católicos a vivir la solidaridad, durante los 40 días que dura el período de Cuaresma que se extenderá desde el Miércoles de Ceniza 01 de marzo, hasta el Domingo de Ramos 9 de abril. Este año centrada en los adultos mayores, como el lema ya lo anticipa “Tu Aporte y mi Experiencia, Valen”.

Foco de cada Campaña
Todos los años, a través de la campaña de Cuaresma de Fraternidad, la Iglesia nos invita a poner nuestra mirada en un grupo o problemática particular de nuestra sociedad: niños y niñas en situación de vulnerabilidad, mujeres jefas de hogar, personas privadas de libertad, jóvenes con consumo problemático de drogas y alcohol, o adultos mayores, de manera que hagamos visibles estas dolorosas realidades que afectan a nuestros hermanos y hermanas y enfoquemos nuestra solidaridad en ellos y ellas.
Son los Obispos de nuestro país quienes, atendiendo a las distintas realidades vividas en cada diócesis y considerando el contexto nacional, definen cuál será el grupo en que se enfocará Cuaresma de Fraternidad. Desde hace un tiempo esta definición se hace por tres años, lo que permite profundizar los conocimientos, acciones y procesos sociales y pastorales que se desarrollan en las diócesis con cada uno de los grupos considerados.
Desde el 2016 y hasta el 2018 serán los adultos mayores los destinatarios de esta iniciativa y de la solidaridad de miles de personas que año a año colaboran con ella.
Adultos Mayores, los protagonistas
Los Obispos de Chile, reconociendo la situación particular de vulnerabilidad que enfrentan los adultos mayores en nuestro país y decididos a que todos nos comprometamos con su dignidad, han resuelto que Cuaresma de Fraternidad tenga como foco de su acción durante los próximos años a las personas mayores.
A partir del año 2016 y hasta 2018, con el lema “Tu Aporte y mi Experiencia Valen”, la Iglesia Católica nos invita a todos los chilenos y chilenas a vivir la solidaridad mirando particularmente a los adultos mayores, reconociendo su particular valor como transmisores de experiencia y sabiduría y como constructores activos de nuestra sociedad, pero sobre todo, recordando su calidad de hijos de Dios y el deber que nos compete a todos de cuidar y proteger su dignidad.
Durante este período de tres años, los aportes recaudados a través de Cuaresma de Fraternidad, permitirán ir en ayuda de personas mayores y financiar proyectos a lo largo de todo Chile, orientados a mejorar las condiciones de vida de estas personas y promover su participación e incidencia en instancias que contribuyan a envejecer con dignidad.
Cómo colaborar
Ya se han distribuido en todas las comunidades de la Diócesis los distintos materiales de la campaña: afiches, altares para orar en familia, alcancías (las cajitas) y/o sobres. Solicítelos en parroquias, capillas, colegios, Obispado o Caritas. Invitamos a niñas, niños, jóvenes y adultos a colaborar, a las familias, las comunidades parroquiales y educativas.
También puede hacer su aporte a través de depósito o transferencia electrónica:
Banco Estado. Cuenta Corriente 187.593. Titular: Conferencia Episcopal de Chile
RUT: 70.004.880-2 Confirme su depósito al correo cuaresma@episcopado.cl

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar