admin/ febrero 6, 2017/ 2017, Pastoral Social/ 0 comentarios

Muchas fueron las comunidades de la Diócesis de Linares, que han sido devastadas por los incendios forestales que alcanzaron zonas pobladas consumiendo todo a su paso. Hasta esos rincones y hasta los albergues han llegado los agentes de la Pastoral Social, Caritas, Religiosas y Religiosos y voluntarios, llevando los aportes que mucha gente ha hecho llegar a las centrales de acopio: alimentos no perecibles, agua, ropa, pero muy especialmente un abrazo de contención, haciendo vida las obras de Misericordia.

 Viaje a Constitución:
Don Daniel Cerda, de Pastoral Social, quien junto a los equipos de Caritas Linares, han estado desde el primer día en terreno y en contacto con los encargados parroquiales de Ayuda Fraterna, nos compartió un testimonio, luego del último viaje a Constitución: En compañía del P. José Ulloa Asesor Diocesano de Pastoral Social, la Hna. Cristina, Asesora de Misiones Diocesana y un grupo de jóvenes de Pastoral Juvenil. Llevamos una donación entregada en forma especial por sobrino del P. Pepe Ulloa, cajas alimentos, agua, loza y utensilios de cocina.
Con esta comitiva visitamos comunidades afectadas, así como un albergue en Constitución, donde la Hna. Cristina y los jóvenes prepararon actividades para compartir con los niños y algunos adultos.
Al regresar, pasamos por Huerta de Maule, al interior de San Javier, último sector dañado por el fuego, pero donde gracias a Dios ya fue controlado, allí también nos encontramos con casas siniestradas y muchos campos arrasados, pero una vez más predomina la entereza de la gente, que pese a todo nos recibía con cariño y una sonrisa, agradeciendo la visita.
En todos estos días desde muy temprano, nos han ayudado en estas tareas muchos voluntarios y los jóvenes de la PJ.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar