admin/ febrero 4, 2017/ 2017/ 0 comentarios

Desde muy temprano se ven las caravanas de ayuda en dirección a las comunidades más afectadas por los incendios forestales de las últimas semanas. Sin duda la idea inicial de todos los grupos es llegar hasta Santa Olga de Constitución. El centro poblado más grande que fue consumido por completo por las llamas y que por su envergadura ha concitado la mayor atención de los medios de comunicación. Pero al poco andar las caravanas se dan cuenta que hay muchos otro Villorrios que también fueron consumidos por la acción del fuego, y comienza la descarga de la ayuda en los centros de acopio.
Don Juan Osorio, junto a doce personas en representación de la Junta de Vecinos de Villa Los Olivos, al oriente de Puente Alto, nos cuenta su viaje en solidaridad: Salimos a las 5 de la mañana y traemos el aporte de todos los vecinos de la comunidad, fue lo que juntamos en un día, el camión, petróleo y peajes fue donación de otro vecino. Traemos agua, ropa (lavada y planchada), alimentos, juguetes, enseres de casa, refrigerador, tv, etc. Todo en muy buen estado. La idea nuestra era llegar directamente a la gente en los sectores afectados, pero se ha producido un caos en las rutas, pues mucha gente pensó igual que nosotros y no nos permitieron ingresar. Pero al pasar desde carretera vimos imágenes sobrecogedoras, que nos daban ganas de llorar, seguimos avanzando y nos guiaron hasta la Parroquia de Putú, que es uno de los centros de acopio y donde también hay muchas familias afectadas, especialmente en los sectores interiores, aquellos donde poco se ven. Esta vez no pudimos llegar, conocer y estar con los afectados, pero dejamos las cosas en la parroquia, porque estamos seguros que desde allí serán bien distribuidas y las recibirán a tiempo quienes lo necesitan. Esta fue la respuesta inmediata ante la emergencia, pero esperamos volver más adelante cuando ya estén en el proceso de reconstrucción. Vienen momentos muy difíciles cuando dejen de venir tantas personas, es entonces cuando queremos volver y acompañarles, animarlos y decirles que no están solos, estamos con ustedes, nos preocupan y queremos ayudarles a volver a comenzar”. Por su parte el Párroco, a nombre de las comunidades afectadas, agradeció el esfuerzo que han realizado para llegar con sus aportes para compartir con los hermanos.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar