admin/ enero 3, 2016/ 2016, MIsiones, Pastoral Juvenil/ 0 comentarios

Motivados con las ideas de salir al encuentro del Señor junto a los hermanos de Yerbas Buenas, 50 jóvenes con sus monitores y asesores, comenzaron las Misiones de Colegios Católicos de la Diócesis de Linares, desde el 3 al 10 de enero.
En la Eucaristía de envío, el P. Lorenzo Solari, párroco de Yerbas Buenas, les invitó a dejar la comodidad, a no quedarse estancados y salir al encuentro del Señor, ir donde algunos hermanos que se sienten más alejados e invitarlos a volver a participar activamente de su Iglesia. Son 50 jóvenes, que durante el año participan en la Pastoral de sus Colegios y durante las vacaciones regalan parte de su descanso para compartir con otros la alegría de ser amigos de Jesús. El lema que este año les convoca es “La Misericordia cambiará al mundo” y la metodología aplicada será, comenzar con la Eucaristía en el Monasterio Inmaculada del Maule, acompañando a las religiosas Dominicas, después del rico desayuno viene la formación para reforzar a los misioneros y el primer día realizaron un desfile con disfraces para evidenciar que las misiones comenzaron e invitando a la comunidad a participar. La propuesta fue formar 3 comunidades entre los misioneros, los cuales irán de casa en casa visitando a las familias, compartiendo sus tardes, convocando a niños y jóvenes a participar. Además, algunas tardes realizarán trabajos comunitarios en la parroquia. En todo este proceso están siendo acompañados por Mons. Tomislav Koljatic, Sacerdotes y religiosas quienes con su propio testimonio refuerzan este espíritu Misionero juvenil. Este grupo de jóvenes, junto a sus asesores y monitores, se está quedando en el Anexo Liceo Juan de Dios Puga de la Comuna de Yerbas Buenas y las colaciones compartidas han sido un valioso aporte de Junaeb.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar