admin/ junio 6, 2015/ 2015, Pastoral Social/ 0 comentarios

En la región del Maule, el acceso a agua para consumo humano se está haciendo cada vez más complejo, existiendo poblados en los que las familias deben satisfacer su necesidad hídrica por medio de la entrega de agua por parte de los municipios a través de su repartición a las familias con camiones aljibes.
El Obispo de Aysén Monseñor Luis Infanti, fue uno de los principales expositores en el 1º Seminario “El Agua, un Derecho Humano”, realizado el jueves 4 de junio, en la Gobernación Provincial de Linares. Evento organizado por la Fundación para el Desarrollo DAR Linares, con el objetivo de abordar la problemática de este vital elemento para la vida de la creación. En su presentación Monseñor Infanti, reforzó la idea del respeto a la creación, a las comunidades campesinas y de base, enfatizando: “Creo que cada vez más, no sólo como autoridad, si no como sociedad estamos tomando conciencia de que el agua es un bien esencial, no un recurso…, recurso ya es hablar de plata, es un bien esencial para la vida de todo ser vivo, no solo del ser humano, por lo tanto hay fuertes tensiones para adueñarse del agua. No olvidemos que en Chile el 80 % del agua es de propiedad de Endesa y ahora de Italia ahora. En Aysén el 96%, eso no es un tema secundario. Entonces necesitamos replantear en Chile el tema de la propiedad privada, sobre todo de elementos esenciales para la vida, como lo es el agua”. Este importante e interesante acontecimiento organizado por el Obispado de Linares, desde la Fundación para el Desarrollo Campesino DAR Linares, contó con la mirada desde Caritas Nacional, representada por Don Lorenzo Figueroa, y apuntó a informar además, sobre la reforma al código de aguas, a cargo de un representante de Seremi de Gobierno. En la bienvenida, Monseñor Koljatic, enfatizó que el Agua, es una preocupación para todos, agradeció la participación de todos los presentes y les instó a continuar conversando sobre este tema con mirada de presente y futuro, añadió que cuando se plantea la idea de si es un bien de uso público o un bien económico, “lo importante es tener claro que no sea a costa del desarrollo humano”. Entre los asistentes estaban representantes del mundo campesino, en su mayoría atendidos desde Fundación DAR, Directivas de Canalistas, representantes de Equipos Prodesal de las Provincias de Cauquenes y Linares, así como también temporeras, sacerdotes, religiosas, estudiantes, profesores y medios de comunicación local quienes siguieron con gran interés cada una de las presentaciones. Alumna del Colegio San Miguel de Linares, agradeció la invitación y comentó: “me ha parecido muy bueno abordar este tema tan interesante, porque en el futuro nuestros hijos van a poder disfrutar de todo esto, si nosotros tomamos conciencia del cuidado del agua como un regalo de Dios”. Otro participante, Don Eduardo, agregó: “Me parece una loable y extraordinario, porque es como también la Iglesia que queremos. Una Iglesia inserta en los temas sociales, ambientales, y en los temas económicos. Creo que ha sido un gran paso convocar a este Seminario, e instalar el tema del Agua como una problemática en la cual a todos nos cabe una responsabilidad”. Análisis preliminar de la convocatoria al 1º Seminario sobre AGUA. Para el Equipo de Fundación Para el Desarrollo Campesino DAR Linares, esta primera convocatoria ha significado un gran desafío, cuyos objetivos se han cumplido, superando incluso muchas expectativas, tanto en la participación como en el interés de los asistentes. Después de las exposiciones, durante la mañana, ya era una contribución importante al debate ético sobre el agua, como un derecho fundamental para el ser humano. Por la tarde, en la misma Gobernación, se desarrolló una Mesa de Diálogo, ocasión en la que se conversó y reflexionó, con mayor profundidad la problemática del agua, en esta instancia participaron los expositores, delegaciones de algunas Diócesis, dirigentes de ONG, representantes de campesinos, especialmente del secano costero, los Obispos de Linares y Aysén. En esta etapa del Encuentro, entre otras importantes conclusiones, se reconoció la necesidad de una nueva convocatoria, en la que se espera contar con más actores responsables y representativos de la sociedad, porque sin duda el Agua y su problemática que nos aqueja a todos y cada uno desde las diferentes miradas podrán aportar desde su experiencia. La fecha concreta de este segundo encuentro será oportunamente informada, desde ya vamos reservando la última semana de agosto, mes de la montaña, pues “El Agua, derecho humano fundamental”, ya es un tema instalado y del cual seguiremos reflexionando, buscando soluciones concretas entre todos y para todos, con una mirada de presente y futuro.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar