admin/ marzo 9, 2015/ 2015, Retiro, Sacerdotes/ 0 comentarios

Desde el lunes 2 hasta el viernes 6 de marzo, el Clero Diocesano de Linares, vivió su Retiro Espiritual anual, en la Casa de Ejercicios de Rabones, sector precordillerano de nuestra ciudad.
Este año fueron acompañados en la reflexión, oración y dirección del Retiro por el P. José María Recondo. Según el comentario generalizado del clero, fue un tiempo de gracia compartido con los hermanos, ocasión muy buena para profundizar en la fraternidad sacerdotal, en la caridad y en la oración por la misma comunidad sacerdotal, como también por los fieles que esperan en cada parroquia y capilla. Desde nuestras comunidades acompañemos, con la oración a nuestros Sacerdotes, para que este tiempo de reflexión y de encuentro, personal y comunitario con el Señor sea vitamina para fortalecer sus vocaciones y regresen siendo testimonios del amor de Dios donde quiera que paseen. Muchos grupos de oración, permanecen en algunas comunidades de base, cada jueves se reúnen para rezar por el Clero y pedir al Señor por nuevas vocaciones sacerdotales y religiosas para toda nuestra Iglesia.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar