admin/ enero 13, 2015/ 2015/ 0 comentarios

Una vez más la naturaleza, nos recuerda nuestra fragilidad, hemos comenzado el año con gigantescos incendios forestales que han cubierto, hasta el momento más de 14 mil hectáreas, arrasando en el sector de Nirivilo con casas, escuelas, capillas cosechas, animales domésticos y de trabajo.


Gracias a Dios y pese al impactante escenario no tenemos víctimas humanas que lamentar, como bien dice la misma gente afectada, “estamos juntos, estamos bien, Dios nos cuida nos da vida y salud para volver a empezar. Ha sido algo muy doloroso, inesperado, hemos perdido la casita, animales y cosechas, pero mientras tengamos vida seguiremos luchando”.
El siniestro comenzó pasadas las 15:00 horas del domingo 11 de enero, arrasando bosques y pastizales, movilizando a las compañías de Bomberos de Constitución San Javier, los que fueron prontamente apoyados por unidades de Talca, Villa Alegre, Linares y alrededores. El primer foco se registró en Cauquenes en el Sector de Santo Toribio, ruta Los Conquistadores. En la misma tarde el foco se trasladó al sector de Nirivilo donde se expandió rápidamente.
Luego de un recorrido realizado, por personal del Obispado, Caritas y Fundación Dar, este lunes 12 de enero, se pudo llegar a los sectores más afectados por el fuego. Allí nos encontramos con las familias que, permanentemente son acompañadas por el DAR, y quienes una vez más lo perdían todo. Allí junto a los restos de sus pertenencias que aún humeaban, se alegraban de recibirnos. Entre lágrimas nos decían, el Obispado nunca nos deja solos, sabíamos que los amigos de Caritas y del Dar vendrían a vernos. La Señora Elisa de 72 años, agregó: “estaba medio traspuesta por el sueño, como no hemos dormido nada, pero sentí una camioneta y le dije a mi viejo, viene Don Hugo del DAR”.
Por su parte, Don Quinto de 57 años y su esposa Doña Norma de 47 años, también agradecían la visita, con dolor nos contaban lo vivido, pero por sobre todo agradecían a Dios por estar con vida y que toda su familia continuaba unida. Y muy emocionados agradecían que no nos olvidáramos de ellos, pues llegamos muy temprano a ver cómo estaban. Gracias a la campaña relámpago que se realizó en primera instancia, a través de Radio Buena Nueva, pudimos llegar con insumos de primera necesidad y agua.
Desde ya agradecemos a la comunidad que pueda colaborar con enseres de casa, cocina, útiles de aseo personal, alimentos no perecibles especialmente leche, ropa de cama. Pero por favor, que todo esté en buen estado y limpio.
Nuestras estadísticas preliminares
Una vez recorrida la zona, habiendo conversado con el P. Héctor Alarcón, párroco, pudimos constatar que se han perdido las capillas de Cajón González, y Las Corrientes. Las Escuelas de Cajón de Pichamán y Las Corrientes, así como también 6 casas en Las Corrientes y 3 en Cajón González, afectando a cerca de 59 personas, niños, jóvenes, adultos y adultos mayores.
Informes oficiales
CONAF y la Intendencia Regional informaron que hasta el momento son 39 focos de incendios forestales activos en la región del Maule. Fiscalía ha oficiado a Carabineros la responsabilidad de averiguar causas e inicio del incendio.

Ver más Fotografías

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar