admin/ octubre 13, 2014/ 2014, Infancia Misionera, MIsiones/ 0 comentarios

El 05 de Octubre se realizó el Encuentro Diocesano de Infancia y Adolescencia Misionera, este año la ciudad sede fue Cauquenes, en el Liceo Inmaculada Concepción. El lema de este año era: “Hacer de Cristo el corazón del mundo”


Los participantes llegaron desde los distintos Decanatos: de San Javier fueron niños del Colegio San José, de Linares: Capilla María Reina de la Paz, Colegios El Rosario, San Miguel Arcángel, María Auxiliadora y Salesianos, de la Parroquia San Lorenzo de Longaví y de los Cristales, de la Parroquia San Ramón de Retiro, del Colegio San Alberto Hurtado de Constitución, y de Cauquenes del Colegio Inmaculada Concepción. Entre todos y según los registros de inscripción se reunieron un total de 375 delegados. De ellos 193, eran niños y niñas, 104 padres y animadores de los grupos, además de los 43 asesores.

Desde Santiago, fueron acompañados por el Director de OMP (Obras Misionales Pontificia), el Padre Gianluca Rosso, también la Sra. Francisca Barrientos, Secretaria de Infancia Misionera.

A las 9:00 era la convocatoria, luego de un rico desayuno, la Bienvenida por el Director del Liceo Inmaculada Concepción Don Luis Elías Villar, unas palabras del Padre Gianluca, oración y nuestro Himno de Infancia Misionera.

Detalles de este maravilloso encuentro, lleno de color y energía, nos contó la Hna. Pilar Tapia Agurto, Asesora Diocesana de Infancia Misionera: Luego partimos en procesión a la plaza donde realizaríamos algunas actividades: baile entretenido, pintura con tiza en el suelo para dejar dibujos alusivos a lo que es la Infancia y un mensaje de paz, de alegría, de esperanza, también rezamos por los niños de los cinco continentes porque un niño ayuda a otro niño, y desde luego con la oración también. Así nos estábamos preparándonos para participar en la Eucaristía en la Parroquia. Regresamos al Colegio, nos tenían preparado un rico almuerzo.  Después nos fuimos a misionar,  a visitar las familias que abrieran sus puertas para compartir con ellos la fe, la Palabra de Dios, también fuimos al Hogar de Ancianos Santa Teresita. Vivimos un día lleno de alegría, de felicidad, fue un día de fiesta, la fiesta de la Infancia y Adolescencia Misionera: había alegría, colores, risas, juegos, oración, familia porque  junto con los y las animadoras, los asesores estaban padres, abuelos, de los niños y niñas. Era un ambiente hermoso.

Damos gracias a Dios por todo lo vivido, por el regalo del encuentro, del hermoso día, de las inmensas atenciones de cariño y acogida de tantas personas que se prepararon y trabajaron para que este Encuentro haya sido posible.

Un gracias gigante al Liceo Inmaculada concepción por todas las delicadezas que han tenido: Director, Profesores, Asistentes todos han cooperado. Muchas Gracias!!!.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar