admin/ enero 27, 2014/ 2014/ 0 comentarios

Con una Eucaristía presidida por el Arzobispo de Santiago, Monseñor Ricardo Ezzati, el Obispo de Linares, Monseñor Tomislav Koljatic, el Inspector de los Salesianos de Chile, Pbro. Alberto Lorenzelli Rossi, la Comunidad Salesiana, sacerdotes, fieles y amigos en el Señor, se realizó la Dedicación de la Iglesia y Consagración de Altar de la Parroquia María Auxiliadora de Linares.


Como signo de “tarea cumplida” el Director de la Obra Salesiana en Linares el P. Juan Paredes, junto al Contratista Sr. Guillermo Sepúlveda, hicieron entrega del Plano del Templo de María Auxiliadora a Mons. Ezzati y a Mons. Koljatic, quienes lo recibieron con genuina satisfacción.
La construcción del Templo que hoy pudimos apreciar, tiene un porque fue construido así. Por esto el creador de esta estructura el Arquitecto, Sr. Boris Díaz explicó éstos símbolos.
También la Coordinadora de la Parroquia María Auxiliadora, Sra. Gloria Opazo, dirigió un saludo a los Obispos a nombre de toda la comunidad, ocasión en la que directamente solicitó al Pastor, considerar la posibilidad de nombrar a la Parroquia, como Santuario de María Auxiliadora, ocasionando un gran aplauso de los fieles.
Continuado con el rito, Monseñor Tomislav, fue el encargado de dar el mandato de abrir las puertas del templo al P. Carlos Terán, quien es el párroco y gobierna pastoralmente la Parroquia. La apertura de las puertas, quiere simbolizar la acogida de todas las personas en el corazón de Dios y en el corazón de María Auxiliadora.
Luego, Mons. Ezzati y Mons. Koljatic bendicen el agua y con ella bendecir el Templo, el pueblo de Dios y el Altar.
Posteriormente a la liturgia de la Palabra, se procedió a la dedicación y unciones, es así que llegado el momento en que la Iglesia sería dedicada y su altar consagrado, los ritos que a continuación se realizaron, estuvieron cargados de significados, y a través de ellos, Cristo fue tomando posesión de su nueva morada, donde habitará entre su pueblo y para su pueblo. Con el canto de las letanías, se invocó la intercesión de los santos, hombres y mujeres como nosotros que han dejado todo por Cristo y lo han dejado triunfar en sus corazones.
Unción del Altar y de los muros de la Iglesia
Mons. Ezzati ungió con el santo crisma el altar donde se celebrará la Eucaristía. Con esta unción, se convertirá en el símbolo de Cristo, el Ungido por excelencia por su Padre, con el Espíritu santo, para ofrecer su vida en sacrificio para la vida del mundo. También fueron ungidos los muros de la Iglesia, significando con este gesto que ella está dedicada toda, entera y para siempre al culto de la fe cristiana. Se ungió en cuatro lugares simbólicos, para significar que la Iglesia es imagen de la Ciudad Santa, de Jerusalén.
Continuando con el rito, se realizó la Incensación del Altar y de la Iglesia, posteriormente el revestimiento del altar e iluminación de la Iglesia.
El Ofertorio, también muy simbólico participaron una familia como base de cada comunidad; Un grupo de niños y jóvenes, junto a los animadores de las Colonias Villa Feliz, que este año cumplieron 40 años; un niño de básica y joven de enseñanza media, en representación del Colegio, entre otros.
Desglosando la ficha técnica con el Arquitecto, Don Boris Díaz, comentó: “el encargo nace a partir del polvo y la ruina en que nos dejó el último gran terremoto, donde apreciamos como surgió el espíritu del ser humano por levantarse. Una vez en terreno pudimos apreciar algo sorprendente, sólo quedó en pie las torres de acceso y parte del muro del altar, con la imagen de María en su lugar. Fue así que pensando en la figura de María Auxiliadora, nació la idea de unir lo existente, a través del símbolo del manto de la Virgen que acoge al pueblo de Cristo, con una estructura de madera laminada en forma orgánica. Con esta estructura se ganó en luminosidad y espacio, pues se ha contemplado una capacidad de 1200 personas cómodamente sentadas”.
La inversión total fue cercana a los 700 millones de pesos, recursos obtenidos con el trabajo de la comunidad salesiana y la venta de un terreno a la Universidad de Talca, donde se construirá el Campus Linares.

Ver más Fotografías

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar