admin/ octubre 19, 2012/ 2012, Sínodo Diocesano/ 0 comentarios

Con el lema “Educar para que cada persona tenga vida abundante”, comienza este viernes 19 de octubre, la XXXII Asamblea Sinodal Diocesana, que  este año congregará a más de 500 agentes pastorales, representando a parroquias, capillas, colegios, movimientos y servicios que dan vida a la Pastoral de la Iglesia Católica en Linares.


En nuestra diócesis celebramos la fe y nuestra condición de peregrinos anualmente en el Sínodo diocesano, que nos congrega siempre con nuevos desafíos en el crecimiento y en el anuncio de la fe, este año dedicaremos nuestra atención al ámbito educacional (prioridad pastoral para este año) en nuestra pastoral diocesana.

El Sínodo nos recuerda precisamente esa condición peregrina del cristiano, así como la necesidad de crecer en nuestros vínculos de fe con Dios y con los hermanos.

En su versión Nº 32, del Sínodo Diocesano, viviremos el encuentro sinodal de este año con una profunda apertura a la iglesia universal que nos convoca a celebrar con gratitud y compromiso eclesial los cincuenta años del Concilio Vaticano II, e incluso más, tomando conciencia de que nuestro encuentro sinodal es fruto concreto en nuestra Iglesia diocesana del Concilio Vaticano II, de una Iglesia que quiere profesar su fe en Jesucristo, con audacia, con profunda pasión y amor.

Pensemos y conversemos en nuestras comunidades y en el Sínodo diocesano cómo nos vamos a unir a la Iglesia Universal en el año de la fe.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar