admin/ diciembre 12, 2011/ 2011/ 0 comentarios

El viernes 9 de diciembre, en la Parroquia Nuestra Señora de Pompeya, (parroquia Italiana) fueron despedidos los restos mortales de la Sra. María Maroevic de Koljatic. Mamá de Monseñor Tomislav, Obispo de Linares
La Eucaristía fue presidida por Mons. Koljatic y concelebrada por los Obispos Ricardo Ezzati, Horacio Valenzuela, Juan Barros, Andrés Arteaga, Clero de Santiago y de Linares, también acompañaron familiares y amigos.
En esta emotiva ceremonia, Don Tomislav, en su homilía, repasó momentos de su historia familiar, destacando la dedicación de la Sra. María, por su familia y la formación de sus hijos “a quienes dedicó sus mejores desvelos y trabajos” señaló… “A nombre de mis hermanos y de toda la familia, quisiera expresarles en primer lugar nuestra profunda gratitud por acompañarnos en este momento tan importante para nosotros… El Mes de María es preparación a la fiesta de la Inmaculada. La mamá se preparó 88 años y fue llamada por el Señor tal como fue su vida: sencilla, sin molestar a otros, discreta y silenciosa. El Señor tuvo la misericordia de llevarla al lugar del consuelo de la luz y de la paz en vísperas del 8, para que allí Ella enjugara su rostro de toda lágrima, sanara toda herida de su alma, y le concediera, esperamos en la misericordia de Dios el premio al servidor justo, se lo pedimos con la confianza de los hijos al Señor, por María, de quien ella llevó su nombre”.
Despedir a un ser querido nunca es fácil, pero despedir a la mamá, nos remece a todos aún más, por eso son tan importantes las muestras de cariño, las condolencias recibidas y las oraciones de tantos hermanos que acompañaron a despedir a la Sra. María Maroevic de Koljatic, especialmente a los Obispos, sacerdotes de la Iglesia de Santiago, al Clero y laicos de Linares, familiares y amigos.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar