admin/ noviembre 24, 2011/ 2011, MIsiones/ 0 comentarios

Superando todas las expectativas de los organizadores, se realizó el Primer Congreso Diocesano Misionero, los días 19 y 20 de Noviembre en el Colegio Providencia de Linares, pues se esperaba una participación cercana a los 200 delegados, pero la asistencia superó los 350 Agentes de Pastoral, ansiosos de anunciar y comprometerse como verdaderos discípulos misioneros del Señor.

El Encuentro comenzó con las palabras de bienvenida a cargo del Monseñor Tomislav Koljatic, Obispo de Linares y también la intervención del P. Luis Fuentealba, Vicario de Pastoral. Ambos agradecieron la masiva participación de sacerdotes, religiosas, religiosos, colegios, laicos, movimientos y servicios comprometidos con la misión y les animaron a perseverar en la defensa y difusión de la Buena Nueva del Señor, especialmente allí donde la fe está aun dormida y necesita del testimonio de los misioneros.

La Hna. Graciela Finoli, Directora del Departamento de Misiones, y encargada del equipo que organizó este magno evento comentó: “trabajamos arduamente para que todo saliera muy bien y recibir a todos los delegados, como el Señor nos pide”. Al ser consultada por los objetivos específicos de este masivo encuentro, señaló: “La invitación es a recomenzar y repensar desde Jesucristo nuestra vida personal, comunitaria, eclesial y pastoral iniciando procesos de conversión y renovación que conduzcan al encuentro personal y comunitario con Cristo vivo. Como también cultivar una mejor comunión entre los Agentes Pastorales y desarrollar una Pastoral orgánica, al servicio de la Misión y de la vida plena que el Señor nos ofrece”.

El programa del día sábado 19, se desarrolló con mucha naturalidad, los temas: “Como el Padre me amó, Yo los he amado” Nuevo paradigma pastoral: “Discípulos Misioneros” Fundamentación bíblica de la Misión” fue Expuesto por Don Marcelo Alarcón

En tanto Don Rafael Silva, profundizó en el tema: “Permanezcan en mi Amor” (Juan 15,9) Comunión misionera y pastoral orgánica”. En el trabajo de talleres se sumó el apoyo de Don Alfonso Valenzuela.

Talleres:

N° 1 “La clase de religión como lugar de encuentro con el Señor”.
N° 2 “La dimensión misionera de la catequesis”.
N° 3 “La CEB en el Contexto de la Parroquia”
N° 4 OMP y Misión Continental, metodología del encuentro con Jesús”.
N° 5 “El rol del animador de CEB en el contexto de la Misión Continental”.
N° 6 “El aporte de los Movimientos laicales a la Misión Continental”.
N° 7 “La comunidad cristiana, como ámbito de santidad y servicio fraterno”.
Después, de la puesta en común de los trabajos grupales, se realizó la Santa Misa, presidida por Monseñor Koljatic y concelebrada por el P. Ramón Iturra, diáconos y ministros. Posteriormente, vino el “fogón cultural”, momento en el que niños, jóvenes y adultos, demostraron sus dotes artísticas, destacamos a los pequeños del Colegio de Pelluhue que deleitaron a los presentes con danzas y cantos del folclore nacional. También mención especial para el grupo Batucada de Pelluhue, quienes se presentaron acompañados de los jóvenes representantes de JOMIS.

El programa de día domingo 20, contempló:

La primera exposición, “Les he hablado para que mi Alegría esté en ustedes y llegue a plenitud” El concepto de Misión a partir de Aparecida y la Misión Continental” estuvo a cargo de Monseñor Jorge Vega, Obispo de Illapel (y ex Encargado Nacional de Obras Misionales Pontificias) y Don Rafael Silva. Lo que dio paso al trabajo por decanatos.

Después del rico y bienvenido café a media mañana, vino el tema: “No los llamo siervos, sino Amigos”, que consistió en la presentación de diversos testimonios de religiosas y laicos al servicio de la misión.

La segunda jornada llegó a su fin con la Eucaristía, presidida por el Obispo diocesano, Monseñor Koljatic y concelebrada por Monseñor Jorge Vega, Obispo de Illapel, diáconos y ministros. El momento culmen de la despedida se selló con la oración de envío a todos los presentes y encomendando la tarea a la protección de la Santísima Virgen María.

Compartiendo testimonios:

Monseñor Tomislav Koljatic, quien acompañó y animó durante todo el Congreso a los Agentes Pastorales, por eso al concluir la actividad, quisimos saber su impresión y cómo evalúa este Primer Congreso Misionero.

El Obispo señaló: “Estamos muy contentos de culminar este gran Congreso Misionero Diocesano, en su primera versión. Ha sido muy hermoso ver esta vida de la Iglesia, este deseo profundo en el corazón de nuestros Agentes Pastorales, de compartir la fe, de anunciar a Cristo, esta buena noticia, esta gran alegría del mundo. Hemos visto la respuesta maravillosa desde todos los rincones de la Diócesis, con cuanto entusiasmo, han llegado sacerdotes, religiosas y religiosos, cuanta creatividad y responsabilidad para organizar y participar de este Primer Congreso”.Después este gran encuentro ¿qué viene? “Yo creo que estamos comenzando una etapa nueva en la Diócesis de Linares, una etapa misionera como nos pide Aparecida. Un tiempo de mucho compromiso con la Iglesia y con el Señor”.

¿Cuál sería su evaluación? “Estamos muy agradecidos de la Hna. Graciela Finoli, quien junto a su comunidad y como encargadas del Departamento de Misiones, han tenido la iniciativa de organizar este Congreso. Muy agradecido de los hermanos que han venido a acompañarnos. Nos quedamos con la esperanza puesta en Dios y la Virgen de que comienza, como dije, un tiempo largo de Misión en todos los rincones de la Diócesis”. Agregó Monseñor: “Damos gracias al Señor por esta maravillosa instancia de encuentro e invitamos a los todos nuestros laicos a unirse a esta Misión Continental aquí en nuestra Diócesis de Linares”.

Monseñor Jorge Vega, Obispo de Illapel, y quien había visitado la Diócesis siendo Encargado de las OMP, manifestó su alegría de ver el entusiasmo de tantos agentes pastorales, dispuestos a salir, con la Buena Nueva, al encuentro de los hermanos. Con encillas palabras y desde su testimonio misionero animó a los presentes a transformarse en agentes multiplicadores, a ser testigos del amor de Dios en sus propias familias, como en las comunidades a las cuales representan.

Sra. Marta Najle, quien sorprendió con su testimonio de compromiso y alegría de ser católica, pues a sus 90 años, sigue participando activamente en su comunidad de base y realizando diversos servicios pastorales, al ser consultada por el desarrollo del Congreso dijo: “Estoy muy feliz de haber venido, siempre uno aprende algo nuevo para llevar a la comunidad y compartirlo, ojala este no sea el único encuentro, por lo menos a mí me gustaría seguir participando y aprendiendo, claro también me gustaría ver cada día, que se suma más gente, ha sido muy lindo compartir con tantos jóvenes”.

Hna. Graciela Finoli, Directora de Misiones y Coordinadora General del Primer Congreso Misionero, con gran satisfacción y una contagiosa sonrisa, señaló: “Gracias al Señor todo ha sido mejor de lo planeado. Gracias a todos los que hicieron posible esta fiesta del Espíritu. El Departamento de Misiones y las Hermanas de la Consolación agradecemos la ayuda prestada por tantas personas y la participación entusiasta de todos los que asistieron, en mis oídos y en los de muchos, aún resuena fuerte el hermoso canto con el que se animó el Congreso «¡Consuela!, consuela a mi pueblo Dios, consuela…»

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar