admin/ septiembre 21, 2011/ 2011, Pastoral Social/ 0 comentarios

Con gran asistencia de fieles, Pastoral Diocesana de Salud celebró el Día Nacional del Enfermo, con una Eucaristía en la Iglesia Catedral, presidida por Monseñor Tomislav Koljatic, concelebrada por sacerdotes, diáconos y ministros.


En esta celebración, en que se recuerda a Nuestra Señora de los Dolores, Monseñor Koljatic en su homilía, instó a los fieles, que entreguen sus dolores y sufrimientos a Dios como una asociación de Cristo en la Cruz y que su Madre la Santísima Virgen pudo soportar sabiendo que después de esa cruz viene la gloria de la resurrección. Resaltó además la imagen de la Virgen de Los Dolores, cómo ella nos da el ejemplo para enfrentar esos momentos tan difíciles como lo son, el dolor y los padecimientos físicos y también del alma, destacando que ella nos acompaña en este caminar y su Hijo Jesús nos da la fuerza para avanzar.

Monseñor, también tuvo palabras de gratitud y muy motivadoras para los Agentes de la Pastoral de la Salud pertenecientes al Área Social del Obispado y para quienes cuidan y acompañan enfermos, por su encomiable tarea, para que no decaigan en esta misión, pues el Señor y su Madre Santísima, sin duda alguna les fortalecerán siempre, retribuyéndoles el ciento por uno.

Luego de la Comunión se impartió el Sacramento de la Unción de los Enfermos a los asistentes que se acercaron al Altar.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar