admin/ agosto 9, 2011/ 2011, Pastoral Juvenil/ 0 comentarios

24 Jóvenes cauqueninos, viajan a la Jornada Mundial de la Juventud, a realizarse en Madrid 2011, con la ilusión de compartir, conocer, encontrarse con el Santo Padre y dar testimonio de su fe y su cultura.


La JMJ, es el gran encuentro global de jóvenes con el Papa, se celebra cada tres años en un lugar del mundo. En esta ocasión, la cita es en Madrid, del 16 al 21 de agosto de 2011.
La delegación que representará a la Diócesis de Linares la componen 24 jóvenes del Decanato de Cauquenes, especialmente de las Parroquias: San Pedro, San Francisco, San Ambrosio de Chanco y el Colegio Inmaculada Concepción, y los sacerdotes: Rodrigo Osorio, Héctor Alarcón y Francisco Hormazabal.

Testimonios:
María Jesús Vega, CUTÚ, de la Parroquia San Pedro, comentó: “Esto es cumplir un sueño, un sueño familiar, el cual anteriormente por distintos motivos no pudo ser. Esta experiencia estoy segura, me servirá mucho para crecer como persona, para crecer en la Fe y así poder ir dando a conocer a este Cristo joven el cual muchos aun no conocen, creo que me servirá mucho para poder motivar a mis conocidos a que participen en este lindo mundo que es el de la Pastoral Juvenil. El ir en representación de los jóvenes de Cauquenes, es un verdadero orgullo, pero también me pone nerviosa, ya que también es una gran responsabilidad, que espero cumplir de la mejor manera. También puedo decir que me motiva mucho el hecho de estar con jóvenes de todo el mundo con los cuales tengo la misa fe en Jesucristo, creo que será una hermosa instancia, la cual nos permitirá valorar mucho más todo lo que Dios nos ha dado.

Patricio Pérez, Coordinador Decanal de Pastoral Juvenil, señaló: Unas de las cosas que siempre me han llamado la atención, es como el Señor me ha ido mostrando, en el transcurso de la vida, cuanto me ama, y lo hace a través de pequeños signos, uno de esos signos fue que pudiese ir en representación de mi decanato junto a otros jóvenes a la JMJ en Madrid. Será un gran momento, podré fortalecer mi fe y crecer en comunión con más jóvenes. También veo como Dios trasciende fronteras, al reunir a tantos jóvenes de diferentes partes del mundo con un solo fin, que es Cristo. A pocos días de la jornada en Madrid, voy sintiendo cada vez más la ansiedad de poder conocer a más jóvenes, que probablemente, comparten las mismas inquietudes, pero que viven una realidad completamente diferente a la mía. Espero volver con un espíritu renovado luego de tan enriquecedora experiencia y poder transmitir así la imagen viva de Cristo a los demás jóvenes e impulsar así el espíritu misionero en cada uno de ellos.

Por su parte, el Padre Rodrigo Osorio, uno de los sacerdotes que acompañan la delegación de jóvenes peregrinos, señaló: Los costos de este viaje, no son menores, por eso desde el año 2010, comenzaron a realizar: “bonos de cooperación, bonos de cooperación, feria navideña, venta de imágenes religiosas, etc. Varios trabajaron en el verano y por supuesto el apoyo familiar también se suma” Agrega: “desde que los chiquillos se decidieron a embarcarse en este sueño, periódicamente nos reunimos para revisar los avances del viaje, para rezar juntos y también para recibir alguna formación respecto a la misma peregrinación, y la Misa de envío será el domingo 7 de agosto, al medio día, en la parroquia San Pedro, pues partiremos el lunes 8”.
Según el programa oficial de la Jornada Mundial de Jóvenes, nuestros representantes: Después de aterrizar en Madrid, serán llevados a la Diócesis San Sebastián. Ahí permanecerán hasta el 15 de agosto. Durante esos días, peregrinaran hasta el Santuario de Lourdes en Francia y también a Loyola, donde nació San Ignacio. El día 16 de agosto comienza el Encuentro Mundial en Madrid, junto al Santo Padre Benedicto XVI.
Muchas serán las actividades masivas, pero destacaremos una “misa chilena” el 17 de agosto y también habrá catequesis de los Obispos todos los días. Destaca también, la misa de inicio, la vigilia en la noche final y la Eucaristía de clausura.

Luego, partirán a Roma hasta el 26, para regresar a Madrid el 27, regresando a tierras chilenas el 28 de agosto. Sin lugar a dudas este será un sueño hecho realidad, para todos estos jóvenes y para los sacerdotes que les acompañarán, por eso compartimos con nuestros lectores el testimonio de jóvenes que nos contaron, como han vivido este tiempo de preparación.

Acompañemos a nuestros jóvenes con la oración diaria y muy atenta a este magno encuentro juvenil.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar