admin/ octubre 1, 2019/ 2019, Fiesta Religiosa, Historia Diocesana

Fieles a su tradición, Nirivilo y sus comunidades del secano costero, se dieron cita el último domingo de septiembre, día de Oración por Chile, para rendir honores a la Virgen del Carmen, o Virgen Campesina, como le llaman de cariño.

La celebración comenzó con una Eucaristía en el templo Monumento Histórico Nacional, animada por el conjunto folclórico San Ignacio de Empedrado, presidiendo Monseñor Koljatic, acompañado del P. José Ulloa, párroco. Las autoridades comunales encabezadas por Don Jorge Silva, Alcalde de San Javier y su equipo colaborador, acompañaron a las delegaciones de todas las comunidades, quienes en sus ofrendas presentaron el fruto de su trabajo y gran esfuerzo en las faenas del hogar y el campo. 

En su homilía el Obispo destacó el valor histórico de esta celebración y cómo ha crecido en el tiempo, gracias a esa fe sencilla y expresiva que se vive en cada comunidad, en cada familia. Enfatizó en su llamado al cuidado de la casa común, como lo pide el Santo Padre en su Encíclica Laudato Si y a seguir fiel en la oración, confiados en el amor de María Santísima en su advocación de El Carmen.

Luego, como manda la tradición, la imagen de la Virgen del Carmen, Virgencita Campesina, es llevada al exterior del Templo, allí la espera el guía con sus bueyes y comienza la Procesión por las sinuosas calles del Pueblo, escoltan la imagen, junto al Obispo y las autoridades, todos los feligreses con sus estandartes, los Huasos en sus engalanadas cabalgaduras, así entre cantos, oraciones y vivas, avanza el recorrido. Algunas familias esperan el paso de la romería con altares frente a sus hogares, los cuales son bendecidos por los sacerdotes. 

Concluida la Peregrinación, en el frontis del Histórico Templo, el Club de Huasos de Nirivilo ofreció esquinazo, con chicha y cuecas a las autoridades, para luego rendir su homenaje a la Virgencita del Carmen, como siempre con las tres vueltas: al paso, al trote y al galope.

Al concluir la celebración, Don Jorge Silva, Alcalde de San Javier, también se refirió a la fiesta en el Pueblo de Nirivilo “Creo que la devoción y el agradecimiento a la Virgen del Carmen se mantiene en la patria, en los nirivilanos y los vecinos de todas las capillas, pues yo participo hace muchos años en esta tradición y siempre me sorprende la cantidad de gente que congrega, cómo los Huasos, cuidan su presentación y la gente comparte su fe, es muy hermoso, tenemos que cuidar estas expresiones que nos han legado tantos otros que le han dado vida a la fiesta de la Virgen Campesina en Nirivilo, ojala crezca aún más”.


Compartir esta entrada