admin/ diciembre 29, 2017/ 2017, Mensaje/ 0 comentarios

Gracias a las gestiones e iniciativas del Grupo de Ayuda Fraterna, así como la generosa respuesta de la comunidad, este año se ha podido apoyar con pañales al Hogar de Ancianos Santa Teresa de Cauquenes, repartir canastas familiares y compartir un rico almuerzo con vecinos que viven solos y algunos hermanos haitianos.


Durante todo el año 2017, los equipos de Ayuda Fraterna de la Parroquia Santo Toribio de Curanipe y la comunidad de Pelluhue hicieron una campaña para apoyar al Hogar de Ancianos «Santa Teresa» de Cauquenes.
En agosto se sorteó una rifa a nivel parroquial y con los dineros obtenidos se compraron pañales, los cuales ya han sido entregados, el miércoles 27 de diciembre. En la visita al Hogar, también participaron la comunidad de Quilicura y la Escuela Benito Mancilla del mismo sector.
Además de los pañales, se les ha apoyado con leña y frutillas, frutos que los mismos vecinos de la parroquia han compartido.
Pero el incansable equipo de Ayuda Fraterna Parroquial y de la capilla de Pelluhue, extendieron su campaña y han logrado entregar canastas con víveres a familias vulnerables de la misma comunidad. Para cerrar el año con un almuerzo fraterno para personas que viven solas y este año se invitó a doce hermanos haitianos.
EL P. Luis Humberto Alarcón, agradeció al grupo de Ayuda Fraterna por todo el empeño que ponen para cumplir sus metas, así como también a la comunidad que siempre dice presente.


Compartir esta entrada

Dejar un Comentar