admin/ septiembre 29, 2015/ 2015, Sacerdotes/ 0 comentarios

Comunicamos el sensible fallecimiento del Pbro. Pedro Ángel Morales Gutiérrez, a los 75 años. Su deceso se produjo, hoy lunes 28 de Septiembre, en el Hospital Base de Linares, a donde había ingresado de urgencia ayer, domingo en la tarde.

Su velatorio se realizará en el Hogar Sagrado Corazón de Jesús, de la Fundación Las Rosas, ubicado en General Barbosa 1145, Linares, que fue su residencia en los últimos años cuando, aquejado de varias enfermedades graves tuvo que dejar de trabajar al servicio de las comunidades.

El miércoles a las 10:30 Hrs. sus restos mortales serán trasladados a la Iglesia Catedral, donde a las 11:00 Hrs, el Sr. Obispo Diocesano, junto al Clero presidirán la Eucaristía Solemne de despedida.

Breve Biografía:

El Padre Pedro, había nacido en Ñiquén el 28 de mayo de 1940. Sus Padres fueron Don Víctor Morales y Doña Dominga Gutiérrez.

Hizo sus estudios Primarios en la Escuela de Ñiquén, en la Escuela N° 1 de Cauquenes y en el Colegio San Buenaventura de Chillán. Sus estudios Secundarios los hizo en el Liceo Nocturno de Chillán

Ingresó al Seminario San José de la Mariquina, en 1969 debiendo interrumpir su capacitación teológica en 1973 por sentirse aquejado de una grave difteria.

Superado ese obstáculo retomó su preparación al Sacerdocio, siendo Ordenado de Presbítero el 8 de abril de 1978 en Chillán, por el Obispo de Villarrica Mons. Sixto Parzinger. Celebró su primera Misa el 9 de abril de 1978 en la Parroquia San Francisco de Asís de Chillán, donde fue designado Párroco, desde febrero de 1979 al 5 de enero de 1994. Y nombrado Superior o Guardián del mismo convento desde enero de 1991 a enero de 1994, del que también fue ecónomo desde 1985 al 5 de enero de 1994. Luego fue trasladado como Vicario Parroquial a la Parroquia San Francisco de Parral desde el 15 de diciembre de 1993, fecha en que empezó a trabajar en la Diócesis de Linares.

Al conocer más de cerca a Don Carlos Camus, sintiéndose muy interpretado por su estilo cercano y sencillo para trabajar con la gente, le pidió hacer una etapa de experiencia pastoral más en comunión con el Clero de esta Diócesis. Es así como el 14 de noviembre del 2000, Mons. Carlos Camus, lo nombra Administrador Parroquial de la Parroquia San Ignacio de Empedrado y después, el 5 de marzo de 2001 le agrega el encargo de Administrador Parroquial de la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen de Nirivilo con la orientación expresa de vincularse especialmente a la acción pastoral del Decanato de Constitución.

El 20 de septiembre del 2005 se le concede la incardinación perpetua en esta diócesis de Linares.

Después de haberle implantado un marca pasos y a punto de iniciar un largo proceso de diálisis se le aconsejó que dejara sus parroquias y se viniera a la ciudad de Linares.

El 1° de mayo del 2008 es nombrado Capellán del Hogar de Ancianos Sagrado Corazón de la Fundación las Rosas.

El 11 de mayo del 2008 asume también como Vicario Parroquial de la Parroquia Inmaculado Corazón de María de Linares, y colabora con la mayor voluntad en todo lo que le era posible, destacándose por su alegría y espíritu de sacrificio para acudir a cuanto llamado se le hiciera.

Deja un ejemplo muy hermoso de entrega incondicional a la Iglesia en los más humildes y de gran compañerismo con sus hermanos sacerdotes diocesanos y franciscanos, con quienes siempre mantuvo una excelente relación.

Sin duda, tendremos en él un magnífico intercesor ante el Padre Dios quien lo debe haber recibido con los brazos abiertos como a un servidor fiel y bondadoso.

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar