admin/ enero 19, 2015/ 2015, Fiesta Religiosa/ 0 comentarios

Como cada año, la Fiesta de San Sebastián, en la localidad de Panimávida, congregó a miles de fieles peregrinos, que desde muy temprano, escoltaron la imagen del Santo, desde la Capilla Santa Inés de Rari, hasta la Plaza de Panimávida, donde se realizó la tradicional Misa en honor al Mártir Sebastián, amigo y protector de campesinos, estudiantes, autoridades y militares, entre tantos otros que a él se encomiendan.
Este año la Eucaristía fue presidida por el P. José Prado Tolosa, párroco de Nuestra Señora de la Buena Esperanza en Panimávida, quien en su homilía destacó la figura de San Sebastián, ese joven soldado romano que pese al sufrimiento, fue fiel hasta morir por amor a Dios. También agradeció a la I. Municipalidad por facilitar los toldos que en parte protegieron a los peregrinos del fuerte sol, así como también destacó la presencia de autoridades y la masiva participación de fieles, por supuesto también tuvo palabras para la Cofradía de San Sebastián, hombres de campo que no tienen miedo ni vergüenza de expresar su devoción. Luego de la celebración eucarística, los Huasos y la Cofradía San Sebastián rindieron su tradicional homenaje al Santo, rodeando la plaza con sus engalanadas cabalgaduras. Una tradición que se continúa realizando con devoción por las nuevas generaciones, quienes llegan a agradecer favores recibidos y continuar encomendando su nuevo año a la intercesión de San Sebastián. Después de la Eucaristía central a las 11.00 Hrs. se continuaron realizando misas por la tarde y también se continuó ofreciendo el sacramento de la Reconciliación a los peregrinos que lo solicitaban.
Compartir esta entrada

Dejar un Comentar