admin/ junio 14, 2013/ 2013, Aniversario, Reconocimientos/ 0 comentarios

Con gran entusiasmo y alegría, pese al frío, los corresponsales del Periódico Diocesano llegaron hasta la Casa de Ejercicios Chacahuín, el sábado 8 de junio, para celebrar juntos los 36 años


Desde muy temprano y de comunidades muy lejanas comenzaron a llegar los corresponsales, El programa contempló la bienvenida con un café con leche muy caliente con tortilla de rescoldo, luego junto al P. Juan Pérez, párroco de Orilla de Maule, abordaron el tema de la Comunicación al estilo de Jesús.

En el día del Inmaculado Corazón de María, la Eucaristía de acción de gracias estuvo presidida por Monseñor Tomislav Koljatic y concelebraron, Monseñor Camus, sacerdotes y diáconos de la diócesis. Cada corresponsal venía cargado de entusiasmo y en sus mochilas las ofrendas que luego presentarían en el altar, todo fruto de su propio trabajo y característico de cada zona. Es así como vimos desfilar, mariscales de la costa, tortillas de la precordillera linarense, pan amasado y pajaritos dulces de Parral, sin faltar el vino de Cauquenes, San Javier y la chicha de Villa Alegre, frutillas y lentejas de Chanco, luciéndose la comunidad de Longaví quienes presentaron una imagen del Santísimo confeccionada en chocolate, rica y hermosa. En la Misa, los corresponsales también fueron acompañados por Don Romilio Gutiérrez, Diputado del distrito y Don Rolando Rentería, Alcalde de Linares, quienes agradecieron el servicio y la perseverancia de estos comunicadores sociales.
Monseñor Tomislav Koljatic, en su homilía, destacó la importancia de Buena Nueva en la Diócesis y de cómo en estos 36 años se ha convertido en parte del registro histórico del acontecer de cada comunidad. También valoró y agradeció a la red de corresponsales por su compromiso con el medio, por su entrega y fidelidad en el servicio de corresponsal.

Culminada la acción de gracias, y como cada año, Monseñor entregó un regalito a todos los presentes, este año fue la imposición del Escapulario de la Virgen del Carmen a quien imploramos su protección.

Después de agradecer a Dios por los 36 años, vino la foto protocolar junto a la imagen de la Virgen María, que desde los jardines contemplaba el acontecimiento, continuó la invitación a compartir un riquísimo a almuerzo. Para finalizar cantando el cumpleaños feliz, Monseñor Koljatic, apagó las velitas y comenzó a partir la torta que se compartió.

Por estos 36 años al servicio de la Comunión, Comunicación, Participación y la Red de Corresponsales, te damos Gracias Señor.

 

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar