19-04-2017

              

Censo 2017 Hoy también contarán “los que no cuentan”

              
Unas 140 personas serán censadas por el Hogar de Cristo en la Región del Maule. Este esfuerzo de contabilizar a las “personas en situación de calle”, pionero en un Censo, incluirá a quienes pernoctan en cuatro de las hospederías y en dos residencias para adultos mayores en la región.
              
Siete funcionarios del Hogar de Cristo censarán a los usuarios de seis programas que la causa del Padre Hurtado desarrolla en la región del Maule. Esta iniciativa, inédita en un Censo, incluye la contabilización de quienes asisten a cuatro hospederías y dos residencias para adultos mayores. Hogar de Cristo estima que unas 140 personas en programas serán censadas en estos lugares. “Como Fundación estamos ayudando a la puesta en marcha del Censo 2017 a través del reconocimiento geográfico de los lugares que frecuentan las personas en situación de calle y el apoyo en censar a este grupo junto a los adultos mayores de dos de nuestras residencias en la región”, señaló Nicanor Huentemilla, director ejecutivo del Hogar de Cristo en Maule. El Censo de hoyl 19 de abril, tiene la particularidad de que el INE convocó a todas las Fundaciones u Oenegés que se ocupan de las personas en situación de calle a participar con el objetivo de contar a esos chilenos que no tienen un techo o domicilio conocido y que el Registro Social de Personas sin Hogar, realizado en 2011 por el Ministerio de Desarrollo Social estimó en 12 mil chilenos. En el caso de las personas en situación de calle, el Censo 2017 se inició la noche del martes 18 de abril. La importancia de esta iniciativa inclusiva y democrática es descrita así por el director de operaciones sociales del Hogar de Cristo, el asistente social Andrés Millar: "Esto significa hacer visible lo invisible, lo que ocultamos porque nos enfrenta a nuestro egoísmo, falta de solidaridad, discriminación. Visibilizar a las personas en situación de calle, censándolas, sirve justamente para conocer esa realidad y, desde ese conocimiento, combatir el prejuicio. El prejuicio nace del desconocimiento y de la negación de la realidad del otro. Eso es en lo humano. En lo concreto, manejar el número de personas en situación de calle facilitará la definición de programas y de políticas públicas más acordes con la realidad de esos chilenos. Sólo así podremos verlos, integrarlos, contribuir a que se paren por sí mismos y hacer todos juntos un Chile más digno y justo".
El Hogar de Cristo estará participando del Censo en todo Chile, contabilizando a todos los participantes de nuestros programas residenciales, que entran en la línea de lo que definimos como “personas en situación de calle”. Esto incluye a quienes duermen en hospederías, casas de acogida, residencias compartidas. A ellos se aplica el “formulario abreviado”, que se usa en el caso de lo que se conoce como “vivienda compartida”. Se sugiere ver su detalle en la página oficial del INE.
Pero el Hogar de Cristo también saldrá a terreno como colaboradores del Censo en su “operativo calle”, a trabajar en puntos específicos de las ciudades. Hay que señalar que el Censo se organiza a lo largo del país de manera comunal y cada comuna puede tener diferentes maneras de abordar el conteo de las personas en situación de calle, por lo que las rutas y fórmulas específicas para encontrar a estos chilenos no será igual de comuna en comuna y dependerá de las características del territorio a censar.


               Ver Fotos
Ver Fotos